martes, 23 de abril de 2013

Buscan privatizar el agua en México, afirman activistas

Activistas de 17 países advirtieron
que “en México hay una
privatización del agua en
curso”, pues además de
algunas experiencias de
privatizaciones totales y parciales a
nivel local, afirmaron que hay
una iniciativa en el Senado de la
República con la intención de
privatizar a nivel nacional el líquido .
Lo anterior, en el marco del foro
internacional “El derecho humano al
agua y al saneamiento en las
constituciones: Avances y retos en
América Latina”, donde discutieron la
situación de la región en materia de
acceso al agua, a través de la
exposición de las experiencias
adquiridas en  países como Bolivia,
Uruguay, Ecuador, Colombia, Perú,
Honduras, Chile y México.
Las organizaciones reflexionaron sobre
las diferentes formas de
administración desarrolladas en la
región, hablaron sobre la calidad del
agua y su correcta medición y
coincidieron en rechazar prácticas
como las diversas formas de
privatización del agua y la
administración del recurso que ya han
sucedido en diversas provincias y
países de Latinoamérica.
Incluso, mencionaron que en México
hay casos ya existentes de
privatización y “semi-privatización”
del agua. Los casos que consideran
privatización son por
ejemplo Saltillo, caso único donde el
servicio de agua fue privatizado
totalmente, a nivel municipal en
2001; el DF, “un caso privatización
parcial ” (sólo facturación,
reparaciones y cobro); en el Estado de
México , una reciente reforma
permitiría privatizar el servicio de
aguas municipales. Finalmente, las
organizaciones afirmaron que hay
ya en el Senado una iniciativa con la
intención de privatizar el agua a
nivel nacional.
Las organizaciones, investigadores y
activistas de 17 países que
participaron en este foro conforman la
Red de Vigilancia Interamericana para
la Defensa y el Derecho del Agua (Red
Vida) , creada en 2003. Dentro de la
Red Vida participa la Coalición de
Organizaciones Mexicanas por el
Derecho al Agua (COMDA) , quienes
organizaron el encuentro. Las
organizaciones y los participantes
provienen de diversos países como son
Brasil, Argentina, Uruguay, Chile,
Bolivia, Ecuador, Perú, Venezuela,
Colombia, Honduras, Costa Rica, Brasil,
El Salvador, Guatemala, Estados
Unidos, Canadá e Italia.
Las organizaciones saludaron y se
unieron a las diferentes resistencias y
luchas latinoamericanas, las cuales
además de ser expuestas en su
problemática, fueron definidas en la
declaración conjunta (la puedes leer al
final) como “un proceso colectivo de
construcción de un mundo diferente,
de recuperación de nuestra memoria
histórica, de nuestros valores; un
proceso que permitió poner en
nuestras acciones y pensamientos la
esperanza frente a la resignación, la
esperanza frente a la fatalidad, la
alegría frente a la tristeza, es decir: la
vida frente a la muerte.”
Animal Político pudo conversar con
especialistas con ponencias sobre la
situación en México, como son Elena
Burns , quien trató el tema “El derecho
humano al agua y al saneamiento en
las leyes”, mientras que el Dr. Rodrigo
Gutiérrez -constitucionalista del
Instituto de Investigaciones Jurídicas
de la UNAM- habló en la mesa sobre “El
derecho humano al agua y al
saneamiento en el marco jurídico
actual”. Además, platicamos
con Claudia Campero, quien forma
parte de la COMDA y moderó la mesa
final del foro, con las conclusiones
sobre el mismo y la lectura del
posicionamiento final.
Elena Burns , investigadora en
proyectos conjuntos con la
UAM, encabeza una iniciativa
ciudadana para generar una reforma
a la normativa federal sobre el agua ,
una que se construya de abajo hacia
arriba, y “que se anteponga al rumor
que ya circula de que se está
preparando una ley a puerta cerrada,
que seguramente dará la espalda a los
contenidos que las organizaciones
consideran necesarias.”
La investigadora, que ha coordinado
experiencias de gestión comunitaria de
agua en la zona conurbada al oriente
del Valle de México respaldada por la
UAM, sostuvo durante su intervención
que en el Senado se entregó una
iniciativa que plantea privatizar el
agua a nivel nacional y, en respuesta,
ha coordinado con académicos y
organizaciones una propuesta alterna
de reforma a la federal ley que regula
el uso y administración del agua,
vigente desde 1994.

¿Se puede decir que México está en
una crisis por la disponibilidad o la
calidad del agua?
Para Claudia Campero,
“definitivamente estamos en una
crisis , pero es importante destacar que
es una crisis que no se sufre parejo,
hay ciertos sectores de la población
que nunca sufren la falta de agua y
otros sectores que recurrentemente o
incluso a diario están sufriendo la
escasez del recurso, la mala calidad, la
inequidad del acceso. Por esto es que
la evaluación puede ser muy diversa.”
Campero señaló que la ciudad de
México exhibe esta desigualdad, pues
“el poniente de la ciudad es
privilegiado en el acceso al agua,
aunque hay barrios aun en el poniente
con escasez del recurso”, por lo que
consideró que “hay una situación
discriminatoria e inequitativa,” Para la
integrante de COMDA, “durante
muchísimos años se ha pensado
simplemente en cómo mover el agua
con tubos con bombas y en cómo sacar
el agua sucia, lo más lejos posible, sin
hacer un esfuerzo por limpiarla, lo
cual ha generado consecuencias muy
severas, por ejemplo, el caso del Río
Santiago, en Guadalajara, el cual “de
ser una atracción turística, se convirtió
en un río de muerte y donde se han
registrado -simplemente por aspirar
los gases- altísimas incidencias de
cáncer,insuficiencia renal.”
Para Rodrigo Gutiérrez , “ es una
situación francamente preocupante” ,
a lo que agregó que “en  términos de
disponibilidad, México tiene alrededor
de 5 mil 400 metros cúbicos por
persona al año en promedio”, esto
significa que cada mexicano tieneesta
cantidad de agua potable por año.
“Esta disponibilidad media e construye
sabiendo el número de litros que llueve
en el país y distribuyéndolo entre el
número  de habitantes”, explicó el
investigador. Además, agregó que a
escala mundial, esta cifra pone a
México en “media tabla”, sin embargo,
“lo que es preocupante es que hace 60
años teníamos 11 mil metros cúbicos
por persona, esto quiere decir que en
60 año hemos disminuido más del
50% de la disponibilidad media de
agua” , además que de acuerdo con el
investigador no se está haciendo nada
contra esta tendencia y, por el
contrario, “ México es el quinto país
con mayor grado de deforestación ,
sabiendo que los árboles son
fundamentales para la captura y
filtración del agua.” En cuanto a
disponibilidad, “hay 63 ciudades en
situación de desabasto , seguimos
sacando el agua del subsuelo de una
forma muy irracional, la Conagua no
tiene un mapeo claro de cómo fluye el
agua por el subsuelo, y es muy omisa
en las mediciones que la ley de Aguas
Nacionales le exige para saber cuánta
agua tenemos, mientras sigue
entregando concesiones sin saber
exactamente cuáles son los caudales
hídricos con los que contamos.”
Para Elena Burns , “ hay una crisis cada
vez mayor“, tanto en el agua que nos llega
a través de la llave, como en la
reproducción del ciclo natural del agua ,
por lo que “se registran más inundaciones,
más sequías, más escasez del líquido y peor
calidad del mismo.” Sin embargo, para
Burns, esta “ es una crisis casi invisible”,
pues a pesar de la información que han
recibido cada vez más numerosa y grave
acerca de la calidad del agua supuestamente
potable, hay muy poca atención de la
prensa en el tema.” Por otra parte, la
investigadora afirmó que para resolver esta
situación “hay que entender que no se
necesitan más tubos, sino otra forma de
gestionar el agua.”

Fuente: Animal Político

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...